Como sucede con los huevos o el queso, el arroz y la pasta absorben muy bien el aroma de la trufa, solo tienes que:

  • Elegir el tipo de pasta o arroz que quieres trufar
  • Ponerlos en un recipiente hermético
  • Introducir una trufa en el recipiente
  • Mantenerlo todo junto durante al menos dos días.

La pasta y el arroz adquieren un sabor y un aroma a trufa espectacular.

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *