Huevos

Los huevos, al tener una cáscara porosa, absorben con facilidad el olor y el sabor de los ingredientes que tengan cerca por eso es muy sencillo trufarlos y el resultado es exquisito:

  • Elegir huevos de buen tamaño y de calidad
  • Ponerlos en un recipiente cerrado
  • Introducir una trufa negra
  • Dejar todo junto en un recipiente cerrado durante al menos dos días en la nevera

Transcurrido este tiempo se pueden cocinar al gusto: fritos, revueltos, en tortilla, escalfados… y, como acabado, laminar un poquito de trufa por encima. ¡Para chuparse los dedos!

Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *