Si no se puede disponer de trufas frescas y hay que recurrir a la conserva, se debe comprobar muy bien la etiqueta para asegurarse de comprar trufa negra. En el envase debe figurar claramente Tuber melanosporum , pues de lo contrario, aunque la compra sea más barata, no ofrece el mismo aroma ni calidad y podemos sentirnos defraudados.

En el mercado existen en conservas otras especies de trufa de menor calidad. En la etiqueta puede aparecer el nombre específico o solo la palabra “trufa”. Debemos prestar atención a la hora de hacer la compra y qué queremos adquirir.

Category
Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *